La zona que exhibía huevos de dinosaurio del yacimiento musealizado del Mirador del Cretáceo (Coll de Nargó, Lleida) apareció ayer por la tarde completamente destrozada por la acción de un vándalo que destruyó todos los restos de huevos que afloraban. El ataque fue descubierto por Ángel Galobart, jefe del grupo de investigación del Mesozoico del ICP que dio aviso al Departament de Cultura de la Generalitat y al Ayuntamiento de Coll de Nargó. Cerca de esta zona en el año 2009 se extrajo la puesta de huevos de dinosaurio más grande recuperada en Europa.

La zona del Mirador afectada se encuentra en la parte inferior del yacimiento que muestra una cuadrícula que simula una excavación y donde el visitante podía observar cáscaras de huevos de dinosaurio, muy abundantes en esta zona. Los yacimientos de huevos de dinosaurios son muy escasos en Europa y esta zona de los Pirineos era uno de los máximos exponentes. «Han arrancado los huevos, los han roto y los restos aparecen esparcidas por todo el yacimiento», explica Àngel Galobart, jefe del grupo de investigación del Institut Català de Paleontologia Miquel Crusafont (ICP), que descubrió el ataque en una visita rutinaria al yacimiento por la tarde.

mirador antes y después del acto vandálico

mirador antes y después del acto vandálico

Salvador Moyà, director del ICP, ha calificado la acción de inconcebible y lo ha comparado con los ataques que los yihadistas están haciendo últimamente en Irak contra bienes culturales. «Es totalmente inadmisible, es como si hubieran dañado el Pantocrátor de Sant Climent de Taüll. El patrimonio paleontológico es patrimonio cultural y debe ser protegido con la misma intensidad que el patrimonio arqueológico», comentó. El ataque ha sido puesto en conocimiento del Servicio de Arqueología y Paleontología del Departament de Cultura de la Generalitat, el organismo que vela por la protección de este patrimonio.

fuente de la noticia: PALEOYMAS y ICP.

Share This